DESCRIBIMOS RARO

Jugando entre las nubes
parecemos debajo

del agua.

Abrazamos al diferente, generamos kilos
de basura entre los coches y luego
pagamos para que la
recoja el vecino.

Gritamos al unísono:

¡Una copa y la serpiente!
¡Una nevera tiene que ser blanca!

Las drogas en las calles parecen caramelos
y nadie quiere caramelos, nadie quiere volver

al colegio.

Somos miel para las moscas y hacia las moscas
nos dirigimos como cinco

curas calvos.

Los novios de las ministras cagan en el baño de los
ministros pero nosotros que somos muy listos cagamos

en plena calle.

No queremos andar como el resto y por eso andamos raro,
no queremos describir un cilindro y por eso

describimos raro.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *