LA JODIDA DOBLE MUERTE

Tengo un gorro de lana
en el coche y con el coche atropello

mariposas.

Tengo el maletero lleno de pescado,
tengo el maletero lleno de frutas tropicales.

Con el motor en llamas rozo ramas quebradas y secas,
con el motor en llamas rozo paredes plagadas

de colores feos y formas extrañas.

A lo lejos, cerca de una gasolinera brillan los
restos de una botella rota.

Brillan los restos de una botella rota pero
nadie recoge un zorro aplastado

en la carretera.

Qué horror, se trata todo el rato
de la doble muerte, se trata
todo el rato de la jodida

doble muerte.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *