Y ASÍ TODOS DIJERON ALGO

Ahora juegan los niños pero es que se van
a morir igual, dijo una señora rubia
paseando en traje

de baño.

No se parece a un gallo, es un pájaro,
dijo Pablo liando un porro en el
asiento trasero de

mi coche.

A veces me da la sensación de que
cuando una paloma se sienta lo
hace para morir, dijo andando

un viejo manco.

Y así todos
dijeron

algo.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *