Ronaldos y de casa

ME comentan que no van no van a renovar la serie La chica de ayer. No es que sea la serie con la que los espectadores estuvieran soñando pero tampoco se entiende que la abandonen. El personaje que interpreta Ernesto Alterio y los que le acompañan en sus descubrimientos tienen muchas posibilidades de afrontar temas históricos a través de sus situaciones. Es posible que inicialmente se hayan centrado excesivamente en la biografía personal del agente que sufre el traslado en el tiempo. Al parecer en Antena 3 no se conforman con un producto que no ha demostrado ser capaz de superar la potente propuesta que siempre es Aida en la noche de los domingos, al que ahora acompañas también Perdidos en la tribu y Callejeros viajeros. O el domingo sin cortes que propone por aquí ETB 2. Esta capacidad para el desprecio que tienen las grandes cadenas recuerda un poco a los equipos de fútbol. Vamos, que tiran de talonario para comprar los líderes de audiencia. O para crearlos; pero no cuidan, para nada, aquellos propios que simplemente podrían mejorar con un poco de planificación. El mercado de la tele, como en el fútbol, unos valoran la cantera y otros simplemente hacen televisión apostando a ganador: a fuerza de comprar liderazgo al precio que sea. Pero, como en el fútbol, también ocurre que el dinero no asegura siempre los títulos. Es posible que la serie con la que piensan sustituir La chica de ayer sea muy posiblemente una americana que venga con la vitola del éxito en el país de origen. Y ojalá alguien con más ambición recoja el punto de vista que explora La chica de ayer . Está claro que estos Florentinos de la televisión van buscando sus Kakás y Ronaldos. También es cierto que ganar a estos que hacen televisión a golpe de talonario es un mérito que no siempre se reconoce a las televisiones que juegan con los de casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *