Superviviente

LO de Juanito Oyarzabal en Supervivientes va para nota. Mucha crítica y mucha crispación pero resulta que semana a semana va pasando la criba y está a punto de meterse en la final. Seguramente con este programa, junto con su breve aparición en El conquistador del fin del mundo, el montañero alavés ha conseguido más popularidad que en sus numerosos años como uno de los grandes de la escalada mundial. Está claro que a Juanito, pese a su carácter agrio, le va la marcha y ha decidido hincarle el diente al tema este de la popularidad. No sé hasta qué punto el carácter le permitirá sacar todo el partido a la idea de personaje que seguramente le están preparando. Porque en la televisión se funciona a golpe de estereotipos. Están acostumbrados a forzar el carácter hacia donde les interesa y la gente se deja hacer. A unos les sugieren el lado cómico da igual todo lo serio que sea en la vida normal; a otros les muestran que lo suyo es ser un cascarrabias y que, televisivamente, de nada sirve que no ejerzan de ello. A Juanito le espera ahora el difícil descenso de esa montaña resbaladiza de popularidad. Un mal paso y todo el circo mediático que le ahora le apoya se le echará encima. Inocentes no saben que, con quien se la juegan, es un hombre capaz de alcanzar las cotas más altas del planeta. Ahora que llega el verano la televisión se infantiliza y las programaciones matutinas llevan más programas específicos para los pequeños. Ya saben: concursos un poco ñoños y dibujos animados japoneses. Este verano y ante el estreno el 11 de julio del último filme de Harry Potter habrá varios programas especiales sobre este personaje. Dicen que en Internet ya han destripado el final de la nueva entrega de la novela. Que hay misteriosas muertes de personajes muy destacados. Mejor me callo que estos de las editoriales lo mismo me empapelan si lo cuento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *