UN BONITO DÍA DE PRIMAVERA

Hoy hace un bonito día de primavera,
o al menos así lo piensan todos los demás.

Lo digo por sus caras de felicidad.

Yo estoy sentado en un banco al sol,
en frente de diez y nueve
motos
aparcadas en fila.

Cruza el metro y me tiembla el culo.
Nunca cruza el cielo el metro.
Sólo los aviones lo hacen.

Me pregunto
quién decidió en el pasado
todas estas cosas, las motos, el metro, los aviones…

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.