UNA FORMA DE VIDA

La chimenea de mi casa es roja y no sé por qué imagino un futuro
donde la delincuencia y la violencia están a la orden del día,
y donde la impotencia y el miedo abarrotan las calles,

y los motoristas con cresta te roban la cartera,
y los escaparates estallan en mil pedazos,
y las cadenas brillantes rompen cabezas,
y las navajas cortan chupas de cuero

e incluso brazos.

Imagino un futuro delincuente y violento
donde todos hacemos del pillaje

una forma de vida.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *