EN BOCA DE TODOS

Me dijiste yo nunca no he fumado, me dijiste yo
nunca no he caminado con un plato

lleno de agua encima del agua.

¿No te dabas cuenta que mi voz en tu cabeza
eras tú misma, que fuiste tú quien me

descubrió la palabra?

De pronto nos escuchamos en boca
de todos y no dijimos nada más

en toda la tarde.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *