ALGUIEN EN EL OTRO MANDO

He conectado mi vieja videoconsola
pero en seguida he tenido que apagarla
 
Ahora mismo
no tiene nada que ver
con lo de antes
 
Ahora echo de menos los gritos
Ahora echo de menos alguien en el otro mando
Ahora echo de menos a otro mirando
 
En definitiva
 
Ahora siento que anhelo
aquellas tardes infinitas de sábado
jugando con mis hermanos
 

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *