UNA PERSONA FRÁGIL

Era una persona muy tímida y nerviosa
Una persona frágil
 
Abandonó su coche un día
en medio de la calzada
y nada más se supo de él
 
No había indicios
de que hubiera rehecho su vida
en otro lugar
 
Ningún movimiento bancario
Ninguna llamada
 
Nada
 
A los tres años de su desaparición
unos espeleólogos
encontraron su cuerpo sin vida
 
en la sima de una montaña
 

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *