TORTAS MOJADAS

abuela
Recuerdo sus tortas
 
Tortas que no me dolían entonces
ni tampoco me duelen ahora
 
Recuerdo sus tortas mojadas
 
Recuerdo sus manos arrugadas
debajo del grifo
fregando durante horas
y las recuerdo acto seguido
 
estampadas en mi cara
 
Eran tortas que no hacían daño
Eran tortas mojadas de cariño y enfado
 
mezclados
 
y eran tortas que os lo aseguro
 
espabilaban
 

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *