EL VALLE DORMIDO

SONY DSC
Un día se despertó una mujer gigante
que vivía debajo de las montañas
 
Su cuerpo era un collado
sus caderas eran laderas
y sus pechos cimas escarpadas
 
Se movía y retozaba
cuando le daba la gana
y a todos los del valle hacía
temblar como en un terremoto
 
Destruyó bosques
y algunas casas cayeron
derrumbó también la iglesia del pueblo
y los más viejos lloraron sin consuelo
 
Aquella mujer gigante
no dejaba de moverse inquieta
en su cama de hierba y piedra
 
Un día los del pueblo se acercaron
y hablaron con ella
 
Desde que te despertaste y empezaste a retozar
nuestro verde valle no has dejado de destrozar
¿Qué podemos hacer para evitar esta catástrofe?
 
Entonces ella les contestó
 
Cada tres siglos me despierto hambrienta y sedienta
pero como estoy atrapada en esta montaña
no me puedo levantar ni para comer ni para beber
 
Estoy acostumbrada a que tu pueblo
desde hace mucho tiempo
me traiga el desayuno a la cama
 
Acto seguido
todos los del pueblo se reunieron
y decidieron ofrecer a la montaña
toda la comida que pudieran
durante una semana
 
Le ofrecieron patatas
Le ofrecieron manzanas y naranjas
Sacrificaron todo su ganado
y vaciaron todos sus pozos de agua
 
Se quedaron sin nada
pero respiraron tranquilos
cuando al final del séptimo día
observaron como lo habían hecho siempre
 
vespertino
 
su valle profundamente dormido
 

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *