UN CONSEJO

125131987
Cuando vayas andando por la calle
y una multitud se dirija hacia ti de frente
es mejor que sigas recto sin desviarte
y que no mires al suelo
 
Sigue tu camino
sin importarte
la dirección del resto
 
Pierde la mirada
y sigue adelante
 
No te choques contigo mismo
y acto seguido todos desaparecerán
 

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *