BORRACHO DE FELICIDAD

Se
trata de liberar
por medio de la palabra.

Pero por ahora sólo veo papeleras vacías.
Bolsas de basura vacías que se
hinchan con el viento.

Escribir un poema que hable de ser feliz.
Podría estar toda una vida intentándolo
pero esa no es mi empresa.

Se trata de liberar por medio de la palabra.

Y no de llegar a a casa borracho
de felicidad y vomitarlo
todo en la alfombra
del salón.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.