¡QUÉ MÁS DARÁ!

A
veces soy feliz despierto.
A
veces soy feliz dormido.
A
veces soy infeliz dormido.
A
veces soy infeliz despierto.

¿Cuál es la diferencia entre ser y estar?

Estoy contento.
Estoy triste.

¡Qué más dará!

Un vecino sube las escaleras.
Puedo escuchar sus pasos desde la ventana de mi dormitorio.
Oigo cómo jadea y abre la puerta de su casa.

Parece por su jadeo, o cansado, o infeliz despierto.
O está triste, o está contento.

¡Qué más dará!

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.