DOS DÍAS ANTES DE NAVIDAD

Nos imaginamos la vida de los demás
mucho mejor que la nuestra.

Pero esto no es verdad.

Dos días
antes de Navidad
y todos estamos pensando
en asesinar a esa
vieja.

Tiene la cara del mismísimo diablo.

Te deja beber agua pero de
los grifos de su cocina
sólo sale fuego.

Fuego que te quema la garganta.

Nos imaginamos la vida de los demás
mucho mejor que la nuestra.

Pero la verdad es que
dos días antes de
Navidad
todos estamos pensando
en
asesinar.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.