QUÉ ASCO ME DA ESE PAVO

Es un tonto para encerrar.
Es la sombra de un retrato en un charco.
Es un feo malvado que viste
de puta pena.

Qué
asco me
da ese pavo.

Cuando le hablo soy una puerta de madera.
No hay casa, ni puerta de madera
cuando le hablo.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *