UN BELENCITO MODERNO

Hijo mío,
igual mañana
tengo que hacer algunas cosas.

Ese olor entre las muelas, vetusto
entre los huesos, ese olor
no me deja pensar.

La gente no contesta a la pregunta
de que si hay mucha gente
abajo, la gente no
contesta.

Una señora mira su cartilla.
Una paloma irlandesa busca comida.
Olloki de noche parece un belencito moderno.

¿Te das cuenta?
¡Un belencito moderno!

La vida me sigue montada
en un coche con los faros des – va – i – dos.

La vida me sigue y algún día conseguirá
que me salga de la carretera
y muera.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *