CASI TODO TE DELATA

Que cuando tengas mucha sed
bebas leche fresca recogida
en granjas familiares

te delata…

Que digas que ya no hay relaciones perfectas,
el silencio de observar por primera vez
un regalo que no te gusta,
tus rasgos toreriles,
tu retrasar el
placer

te delata…

Porque seguro que antes de arrancar tu coche
no levantas el capó, porque no piensas
que puede haber un gato escondido
en el motor, no pensar en eso

también te delata…

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *