CON PARAGUAS POR EL SOL

Me levanto y observo el golpe
que le han dado
a mi coche.

Y me da rabia.
Y me da rabia porque
nadie lo ha visto, y me refiero
al golpe, y no me refiero al coche.

A mi coche la gente lo ve
tan a menudo…

Es verde.
Es pequeñito.
Es un coche de antes
de que fuera raro ver gente
con paraguas por
el sol.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *