HAY MÁS TONTOS QUE VENTANAS

Elijo una
plaza sin gente
y peino la plaza sin gente.

Me lanzo una misiva
que no es trivial.

Se ha quedado buena tarde.

Y así me quedo.
Barriendo flores y colillas.

Pensando que una plaza no puede ser
Mojigata
Timorata
Gazmoña
Santurrona
Beata

Pensando lo que decía el abuelo
de una chica que hace
tiempo que no veo.

Hay más tontos que ventanas.

Y en el fondo me siento en el fondo
de un congelador rodeado
de cajas de gambas.

Parecen cajas de puzzles las
cajas de gambas.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *