CLARO QUE NO

¿Estás cansado?
No, estoy pensando.

¿En qué piensas?

Los nuevos adolescentes…
Ya no piensan en piscinas, ni en bosques,
ni en descampados, ni en edificios abandonados…
Ni siquiera piensan en hogueras.

¿Y en qué crees tú que piensan?

Piensan en gimnasios, y en ropa de marca,
y en depilarse hasta el alma,
y en las herencias de sus abuelos,
y en el patrimonio de sus mejores amigos.

¿Lo crees de verdad?
Claro que no.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *