¡HIATUS!

Si piso un clavo clavado en una tabla
y se clava el clavo en mi zapato

me cabreo pero no lloro.

Así funciona,
llorar no sirve de nada
si has dejado de mamar de la

teta de tu mamá.

No quiero sobrevivir, quiero vivir.
No quiero supervivencia, quiero vivencia.

¡Hiatus!

Me atosiga un pacón de pelo largo,
quiere que me queje de todo,
pero es que a mí me da

igual casi todo.

Si piso un clavo clavado en una tabla
y se clava el clavo en mi zapato

me cabreo pero no lloro.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *