ESE ZAPE AHÍ

Las casas
de las bañeras
ya no escuchan los alaridos
de los coches, bueno sí, escuchan

a Zape.

Zape pasa con su coche a toda velocidad,
a zape no le importa casi nada,
si te preocupas por algo

Zape vuelve a la cuna.

Su truco me gusta, hila fino,
es elegante a su
manera.

Ese Zape ahí.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *