PROHIBIDO FIJAR CARTELES

Sería una carga,
sería una lata enlatada
ser poeta y apellidarse Machado,
y tener que pensar todo el rato

en sonetos.

Sería una carga,
sería una lata enlatada
ser poeta y apellidarse Panero,
y tener que pensar todo el rato en
ese agujero llamado

Nevermore.

Prefiero ser poeta
y apellidarme Maraví,
ser Maraví no es una carga,
ser Maraví no es una lata enlatada

para nada.

Pienso lo que me da la gana,
pienso he cocinado pasta vegana,
pienso he fijado un cartel en mi poema

que reza

PROHIBIDO FIJAR CARTELES

Y me quedo tan ancho.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *