UNA FALDA DE TENTAZIONI

Dando
patadas a los árboles,
mirando los contenedores de vidrio,
haciendo ruidos de pájaro,

somos de película.

Ese agujero espacio temporal
que algún obrero equivocado taladró,
la política moderna, decir feliz año hasta verano,
esa gente que sabe saludar así,

por encima.

Todo lo ha diseñado un diseñador, poemas
de blancos para blancos, como todos
los días me tienta, una falda

de Tentazioni.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *