PRIMAAAAAA

Una nota lavada 
en el bolsillo del pantalón,
una nota que me recuerda la receta 
de las patatas princesa y de las coles de 

Bruselas.

Una nota lavada en la conciencia, una nota 
que sigue dando vueltas y vueltas en mi lavadora.

Hoy se cruzan las notas entre la ropa, no sólo no 
vivo allí, es que sólo cuido la huerta y me 
marcho cuando todo ha salido a pedir 
de Milhouse, vamos a cantar y 
bailar, que la vida son dos 

días primaaaaaa.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *