EDGAR

Edgar, que danza con la vida,
no tiene palabra en la discoteca Búfalo Bill 2,
no tiene palabra porque la música está muy alta,
sale a la calle y escribe sobre una ventana sucia,

TE QUIERO MI CHOLITA,

y se mancha el dedo, y con su cholita querida
se marcha corriendo, y los dos a la vez
se topan con un champiñón
cerca de la carretera.

Voy a beber de esa fuente – dice Edgar.

Y la fuente le sabe a lápiz, dos llorones se agitan
cerca de un banco, y la fuente

no funciona.

[He supuesto que Edgar bebe de la fuente
y escrito (↑) que la fuente le sabe a lápiz
antes de que Edgar intentara beber,
la poesía siempre quiere ir por
delante, se anticipa sin
tener en cuenta que
Edgar danza con

la vida.]

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *