DECIR LA VERDAD

No entiendo nada,
no entiendo ni-mi-propia-letra,
una comunidad que se odia,
una comunidad que roba

por ne-ce-si-dad,

son mecanismos del estado,
el dueño está mal moralmente,

el dueño está fa-tal,

qué triste que te registren el bolso,
qué triste que lo haga gente decente,
al corzo muerto se lo llevó la muerte,
al corzo muerto se lo llevó

la corriente,

llevo todo el camino inventando una excusa,
llevo todo el camino pensando qué decir
pero de pronto he decidido

decir la verdad.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *