EN VERANO

Tienes
que recrear tu salón
en el pasillo y bajar la persiana,
escuchar el calor, sentir cómo se cuela

por la ventana.

Tienes que limpiar los balcones
con un trapo y quemar un vaso de plástico,
escuchar el calor, sentir cómo se desliza

por la fachada.

En la calle cuatro quesos inauguran una pizzería
forrada de moqueta, si te quedas
dormido dentro te cortan

los
brazos,

si pides una
pizza con piña y no
te comes la piña te cortan

una mano.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *