PRIMERO TÚ Y LUEGO YO

El día que
murió Michael Jackson
tú y yo no estábamos tan lejos

el uno del otro.

Luego pasaron los años para los dos
hasta que nos conocimos,

primero tú y luego yo.

Ahora sueño que te imagino rodeada de bragas,
que te regalo una taza pizarra, que te cuento
las ventajas y desventajas de ser

profesor de fitness.

Ahora observo a tu gato
mirando por la

ventana.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *