TOUCHÉ

Yo quiero que aparques la furgoneta en doble fila
pero tú me dices que lo quieres más fino
para meterle queso

por dentro.

El que no lo es no lo es para todo, me dices.
El que no lo es no lo es para nada,

te contesto.

El todo y la nada se pertenecen y se
mantienen flotando en el cosmos
de la lengua castellana,

me contestas.

Touché.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *