RESULTADOS RAROS

Nos conocimos en la avenida del Generalísimo
número siete, luego creo que la vía

cambió de nombre y de ciudad.

Yo tenía quince pero ella
siempre tuvo diez

y nueve.

Los dos perdíamos el culo
por llegar a nuestro

destino.

(((como un balón de plástico
arrastrado por la corriente de un río)))

Sujetó mi cráneo entre sus manos y pudo
lanzarlo pero no lo hizo, en cambio
quiso hablar conmigo
y regalarme

resultados raros.

17-3
18-15
27-100

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *