BEHOBIA

Ellos avalaron
tus peores pesadillas.

Te dijeron.

A los gatos no les gusta la pasta sin tomate,
si hay olor es porque

hay humo.

Tú no parabas de dar las gracias
a Lourdes y a su marido.

¡A ti cariño!

No hacía falta,
las lechugas estaban a dos por una
en la frutería Disfruta, es lo que tiene Behobia,

que siempre hay bolsas.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *