UN DEMENTE BRILLANTE

Cada persona
es un mundo pero todos
compartimos el mismo foco.

¿Para poder ser tiene que flotar?

Lo verdadero se oculta entre cuatro paredes, me gusta pensar
que tú también lo ves, tú que dedicas tu tiempo libre
a dedicarte dime qué piensas de todo esto.

¿Tiene que flotar por obligación?

En la ventana de una noche serena
puedo contar nueve mil noventa
y seis estrellas, eso me dijo un
demente brillante de

mente brillante.

Cada persona es un mundo
pero cuenta nueve mil
noventa y seis

estrellas.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *