VIGÍLALA LA LA DE CERCA

No sabes por qué pero
siempre has querido ser un

dragón,

pero vives en un agujero en el barro
cerca de un árbol, pero sigues queriendo

ser un dragón.

No te preocupes demasiado,
como dije una vez, el cubo azul sigue debajo de
la mesa marrón.

¡Ay el cubo azul!

El cubo azul no tiene patas para salir por patas
pero la mesa marrón sí que las tiene,
canta una canción, vigila tu mesa,

vigílala la la de cerca.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *