SEPARADOS

Nos
conocimos en el gimnasio, 
los dos buscábamos la misma

puta cosa.

Tuvimos una charla distendida
pero nunca fuimos juntos

al puto planetario.

Compramos los putos tickets
paella + postre + bebida

por diez putos euros.

Pagamos en puto efectivo pero
tampoco llegamos a tiempo

a la puta paellada.

Acabamos en una puta pista de tierra
que no era una puta pista de tenis

pero lo puto parecía.

Y nos despedimos separados
en cuatro putas tumbas
de acero puto

forjado.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *