UN HOMBRE AZUL

En la calle

la gente insultando al viento,
la gente insultando al

viento.

Te quema
su mirada torcida
como a ellos les quema

tu mirada torcida.

Y un hombre azul que casi no respira,
y un hombre azul tumbado
detrás de una valla
no dice casi

nada.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *