SIEMPRE JODIENDO

Álvaro,
el hombre del deporte
sale como todos los días
con su cabeza sobre los hombros.

Es el típico tío de fiar desde que una montaña
se le vino encima.

Es el típico tío que tiene conversación,
una de esas personas que sale muy feliz
con su bocadillo de jamón de una tienda de

bocadillos de jamón.

Álvaro,
el hombre del deporte
nunca te dirá qué tipo de deporte debes practicar,
sólo te dirá que practiques alguno
y que bebas dos litros

de agua diarios.

Es el típico tío que cuando nota un fuerte sabor
a moho en el tomate sigue comiendo.

Es el típico amigo de sus amigos,
siempre jodiendo.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *