LOS BOMBEROS

Los bomberos que jugaron
Con cerillas de pequeños
Ya no se mean en
 
La cama
 
Dejaron de hacerlo cuando
Apagaron su primer
Fuego
 
Se rompió la maldición
 
Ya no crecen pelos
En sus palmas
 
De sus ojos
Han recobrado la vista
 
Han salvado a muchos más gatos
 
Y han adquirido el gusto
Por las drogas duras
 
Y el juego
 

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *