NUNCA LO SABRÉ

El viento soplaba el río helado
O puede que su corazón estallara en llamas
 
Esperaba una defensa
Picando su cabello con los dedos
 
Como un calcetín desparejado
O como cualquiera
 
Esperaba una pizca de amor
 
El viento soplaba el río helado
O puede que su corazón estallara en llamas
 
Nunca lo sabré
 

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *