TODO SE DERRAMA

Una señora de setenta y siete años
Va corriendo como una niña
Por su cafetería favorita
 
De pronto se choca
Con una mesa
Llena de
 
Tazas de café
 
Se derraman los platos
Se derraman las tazas
Se derrama la señora
 
La gente sentada en el comedor
Aplaude su hazaña
Durante medio
 
Minuto
 
Todo parece ocurrir según lo previsto
Todo parece suceder en el instante preciso
 
Se derraman los platos
Se derraman las tazas
Se derrama la señora
 
Todo se derrama
Todo excepto
 
El café
 

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *