EL AMANECER SE FUE SIN BRILLO

Tengo el maletero lleno
De tubos y cables

De cobre

La guantera llena
De pilas

Gastadas

Y en el asiento del copiloto
Desborda una regadera

Llena de agua

El amanecer se fue sin brillo
No hubo heridos

Salté una valla

Tuve que largarme
Sin avisar a

Nadie

Ahora conduzco tranquilo
Ya no siento la fiebre de las cabañas

Miro a lo lejos y no veo
Nada

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.