NI TÚ NI YO QUEREMOS CAMBIAR

Cuatro plantas llenas de polvo
crecen y agitan sus ramas
a través de mi ventana
 
cerrada
 
Y ya no existe tiempo ni viento
que las mueva
 
Porque la siesta eterna no cesa
Porque las cosas se quedan como están
 
Porque ni tú ni yo
queremos cambiar
 

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *