HACE VEINTE AÑOS

Hace veinte años
encontramos un pájaro muerto en la carretera
y lo intentamos enterrar en el descampado
 
Detrás del polideportivo
 
Pero la tierra seca no se dejaba escarbar
utilizando solamente la mano y un palo
 
Luego le prendimos fuego a un campo de trigo
 
Y una nube tóxica
que parecía de algodón
se interpuso entre nosotros
 
Y acto seguido salimos corriendo
cada uno por nuestro lado
 
A los diez minutos
escuchamos el sonido de los bomberos
pero para entonces ya estábamos muy lejos
 
los unos de los otros
 

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *