ENTRE LAS ZARZAS

Cuando camino la noche invernal
y cruzo el mismo puente de todos los días
y observo los mismos patos de todos los días
tan acurrucados e indiferentes
 
suelo pensar
 
¡Qué misteriosa vida nocturna
la de los patos en las orillas!
 
¡Qué noches tan heladas
deben soportar sus plumas
entre las zarzas!
 

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *