CAMBIOS REPENTINOS

1950s-teen-fashion-05
10:15 A.M
 
Los árboles plantados en las aceras cambian de color tan rápido
que casi puedo notar gradualmente su cambio al pasar
 
Son verdes
y de repente son rojas
y de repente son amarillas
sus hojas
 
10:25 A.M
 
He llegado pronto al dentista
y me toca esperar como siempre tirado en la calle
sentado al sol en un banco cualquiera
observando el viento
 
observándolo todo a mi alrededor
 
10:30 A.M
 
Suena una sirena y los alumnos del instituto más cercano
salen despavoridos con sus bocatas en la mano
 
Y un montón de chicas adolescentes ocupan mi banco
 
Y se sientan todas sin ningún pudor a mi lado
Y ocupan el espacio que les pertenece
Y empiezan a gritar
Y me rodean con estruendo mientras miro el reloj
 
Entonces me levanto
 
10:35 A.M
 
Aparece una chica nueva en el grupo
Aparece saltando como una niña pero sus pechos se balancean como los de una mujer
Arriba y abajo
Sigue siendo una niña con cuerpo de mujer
 
10:38 A.M
 
Me largo pensando en todo aquello
Y me largo caminando con pasos lentos de anciano
Me largo para que me hagan un condenado empaste
y llego puntual
y llego a mi hora
 
11 A.M
 
De nuevo escucho la sirena mientras alguien hurga en mi muela
y entonces me acuerdo del banco solitario
y de aquella chica
y de sus pechos
y de las hojas que cambian de color gradualmente
en otoño
 
Realmente
lo hacen tan rápido
que casi no nos damos cuenta
del cambio
 

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *