UN ASIENTO PRIVILEGIADO

l8
Nadie preside mi mesa
 
Nadie lo hace
 
En mi mesa
nadie puede ser
más que nadie
 
No importa que llegues el último
No importa que llegues el primero
 
Sentado en mi mesa
no eres importante
 
Mi mesa no admite reservas
pero no te preocupes demasiado
mi desconocido amigo
 
Estás invitado
 
Siempre tendrás un asiento privilegiado
en mi mesa
 

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *