SIN BOTAS NI SOMBRERO

10423954_1568937990007127_6956889851184703862_n
Peregrinaba por la carretera
y lo hacía con traje y corbata
 
No llevaba botas
ni tampoco llevaba sombrero
 
Peregrinaba encorvado
y lo hacía sin destino ni bastón
 
Lo hacía sin mochila
y eso por lo visto
llamaba la atención
 
Los coches le pitaban
y los ciclistas le gritaban
 
Que se apartara del arcén
Que se largara de una vez
 
Que no era normal
peregrinar de traje
 
Que no era normal hacerlo
sin botas ni sombrero
por una carretera estrecha
y con las manos en los bolsillos
 

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *