EL VAMPIRO ENANO

9296275718_b75bb87d9e_c

Siempre fui blanco

Siempre me quemaba en la montaña

Siempre me quemaba en la playa

 

Nunca me ponía moreno

aunque lo intentara

 

Siempre al rojo vivo

Siempre deambulando

como un vampiro enano

 

Observándolo todo

desde todos los ángulos posibles

de mi cuerpo inmaculado

 

Circunspecto

Níveo

Flaco

 

Casi transparente

 

Me tumbaba en mi toalla

Me tumbaba en la playa

y me quemaba todo el cuerpo

 

de repente

 

Y eso me afectaba

No podía soportarlo

Yo quería ser un chico fuerte

y bronceado

 

Todos los veranos

 

Ahora que lo pienso detenidamente

no comprendo mis complejos

de antaño

 

Me gusta mi piel blanca

como la leche

y mis brazos de palillo

y mis piernas de palo

 

Me gustan mis ojos de vampiro

y odio el verano

 

Lo detesto

y no me importa lo que piense la gente

cuando digo

 

¡Qué malos son los complejos

cuando eres un vampiro enano!

 

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *